Factores determinantes en la elección de tanques de almacenamiento para industrias

Dentro de las distintas áreas industriales en las que se manejan productos químicos u otra clase de líquidos como en la industria agrícola, alimenticia, de transformación de comercializadoras, constantemente se utilizan tanques de almacenamiento seguros, de alto volumen y que permitan el manejo de los productos que contienen.

En la actualidad, las industrias requieren de contenedores especiales para la protección de los productos que contienen, pero también para la seguridad del personal, ya que la posible volcadura de estos materiales podría ocasionar daños graves a los seres humanos y pérdidas económicas a la empresa. Dentro de las características que deben reunir encontramos las propiedades anticorrosivas, que se enfocan en la protección interior y exterior del tanque para que resista ante las propiedades químicas del líquido que resguarda y a la vez que mantenga su integridad. Por esta razón se requiere de tanques con propiedades especiales o recubrimientos, pues algunas sustancias pueden corroer a las pinturas internas.

De acuerdo con las recomendaciones de la Occupational Safety and Health Administration (administración de la seguridad y salud ocupacional, OSHA por sus siglas en inglés), al elegir un tanque para almacenamiento industrial debemos considerar:

  • Su recubrimiento

Encontramos tanques de acero galvanizado, con aleaciones de plomo o estaño, de polietileno, acero inoxidable para el resguardo de sustancias ácidas, corrosivas o cáusticas, que cuentan con características adecuadas para su protección, aunque si se quiere incrementar la seguridad, la eficacia y la durabilidad, se recomiendan los tanques de almacenamiento con recubrimiento de fibra de vidrio y plástico reforzado, que se pueden encontrar en gran variedad de formas y tamaños o fabricarse con base en las necesidades de cada industria.

Estos tanques de fibra de vidrio son los más adecuados para el resguardo de productos de las industrias químicas, petroquímicas e incluso en la industria de alimentos y bebidas en las que se resguardan líquidos de alta acidez, grasa y alcalinidad como los refrescos; a diferencia de otros materiales, la fibra de vidrio no contamina al medio ambiente, por lo que hoy por hoy es la mejor opción para las diferentes industrias.

  • Diseño

En las distintas necesidades del almacenamiento industrial se requieren tanques capaces de resistir los trabajos mecánicos a los que son sometidos, así como un diseño adecuado para cada aplicación, por ello encontramos tanques cónicos, rectangulares, horizontales o cilíndricos, que es la forma más utilizada.

Ya que estos tanques almacenan de forma temporal o permanente los productos o subproductos que las industrias fabrican, se requiere que el diseño brinde la funcionalidad adecuada para poder utilizarlos en el momento que sea necesario, pero también que soporten otras características como podría ser una temperatura o presión muy elevada.

En caso de no encontrar el tanque para almacenamiento que tu negocio necesita, existen fabricantes como Plaremesa que podemos ayudarte a fabricar el modelo que requieras.

  • Seguridad

No solo se trata de la seguridad con base en el recubrimiento, sino en puntos como el hermetismo en las tapas o la posibilidad de que se formen grietas que a su vez provoquen derrames; por ello se requiere de un sello para que el tanque prevenga las fugas, evaporación de líquidos o que se pierdan las propiedades de los materiales debido a una exposición prolongada al medio ambiente.

En este punto destaca nuevamente la fibra de vidrio, ya que se ha comprobado que los tanques de asbesto tienen un riesgo potencialmente cancerígeno, los de aluminio corren el riesgo de calentarse en exceso y los de acero además de ser pesados y difíciles de transportar, son sensibles a la corrosión y pueden presentarse fugas de materiales flamables. Mientras, la fibra de vidrio tiene baja conducción térmica, por lo que no se sobrecaliente ni produce chispas, es fácil de transportar y ligero y es de gran resistencia a los rayos UV, por lo que puede mantenerse al exterior sin problema.

Esta protección UV es un factor determinante, ya que se requiere de  tanques de almacenamiento que puedan contener químicos por largos periodos, sin presentar riesgos de degradación del material a causa de la exposición al sol.

En general, la elección del tanque se realiza con base en las necesidades de cada industria, y los fabricantes suelen seguir las tendencias para mejorar los procesos de fabricación e incrementar la seguridad en las instalaciones industriales, pero al mismo tiempo se busca mantener dentro de la medida de lo posible, los precios accesibles al cliente, la durabilidad de los tanques y la facilidad en el proceso de instalación.

Por ello, hoy en día las tendencias se orientan en los tanques fabricados con plástico y fibra de vidrio para el almacenamiento industrial, ya que se ha comprobado que son los más eficaces en el cumplimiento de los estándares de seguridad, pero también que cuentan con la capacidad para manejar una gran variedad de sustancias líquidas y semilíquidas -incluso de alta toxicidad- sin que se corra el riesgo de daño por corrosión.

El diseño de cada tanque debe elegirse con base en los propósitos, tiempo de permanencia y sustancia a almacenar, siendo los de fibra de vidrio los más utilizados en la actualidad, así como los de polietileno de alta densidad con resinas que le ayudan a incrementar su durabilidad; estos suelen fabricarse en una sola pieza para no correr el riesgo de que se agriete o se fuguen los líquidos y pueden resguardarse líquidos como aceites, lubricantes industriales, jaleas, zumos, refrescos o químicos de gran acidez o alcalinidad.

En Plaremesa somos fabricantes de los mejores tanques de almacenamiento a los precios más competitivos en el mercado; visita nuestra página web, contáctanos y pide tu cotización.

 

Recent Posts

Leave a Comment