Son muchas las invenciones que han transformado los modus vivendi de los hombres, sin las cuáles sería imposible pensar nuestra actualidad. Esto se debe a que han sabido compenetrarse en cada una de las diversas esferas vivenciales en las que las personas desenvuelven sus actividades cotidianas. Sin ellas sería difícil realizar actividades sencillas como construir, transportar alimentos o fabricar aparatos electrónicos. El plástico es un claro ejemplo de artificio cuya creación ha marcado un parteagüas en la vida de nuestra especie, pues gracias a su versatilidad es usado para todo. Basta con volver la cara hacía cualquier parte de nuestro hogar, oficina o incluso en las vialidades públicas, para comprobar de qué manera el plástico se ha incorporado a nuestro desarrollo y ha impulsado el crecimiento de las sociedades e individuos.

No cabe duda que toda la población mundial sabe lo que es un plástico, pues nos hemos familiarizado con él debido a que es utilizado diariamente en todos los países. Sin embargo pocos conocen la forma en que es producido, sus componentes, sus usos en diversos ámbitos como el laboral, sus aplicaciones, etc. Por tal motivo, este contenido girará en torno a los plásticos industriales, cuya implementación en los sectores relativos a la industria ha transformado y optimizado los procesos productivos de diversas empresas.

No es injustificado afirmar que los materiales plásticos son considerados como uno de los favoritos para el sector industrial de las sociedades modernas. Gracias a sus propiedades son una de las materias para confección más adaptables y flexibles, en ello estriba su extensa gama de aplicaciones. Existen diversos tipos de sustancias plásticas y las variaciones se presentan según el tipo de plástico fabricado, sin embargo, todos poseen una molécula básica que los congrega, a saber, el polímero, un componente que debe su existencia al carbono.

plasticos-industriales-tanques

Para la producción de este material se necesitan de los gases generados por el petróleo y el carbón. Con ello, las materias primas crean moléculas de larga cadena a partir de la reacción de monómeros. Es de esta manera como se obtienen los polímeros utilizados para la creación de materiales plásticos. Todo este proceso es designado con el rótulo “polimerización”, el cual varía según se actúe por adición o por condensación.

Los polímeros de los plásticos industriales pueden generarse ya sea de manera natural o por medios artificiales. Por ejemplo, el hombre crea compuestos como el polietileno, entre otras variables como el hidrógeno, el nitrógeno, el oxígeno, etc. Por otra parte, la naturaleza se encarga de crear polímeros sin necesidad de artificios como el algodón, las maderas, la lana, entre otros. Aunque hay una gran variedad de estas cadenas producidas por la reacción de monómeros, la mayoría de los objetos plásticos que usamos cotidianamente proceden de procesos sintéticos e industriales.

Los plásticos poseen diversas propiedades que los ponen en ventaja frente a otros materiales para la industria. Algunas de esas cualidades son su baja densidad, su alto rango de resistencia, su invulnerabilidad ante la corrosión, y su reducida conductividad eléctrica y térmica. Por todas estas características, los plásticos han conseguido sustituir a los materiales convencionales (como los metales) para ser utilizados en las industrias de nuestro tiempo.

Sin duda, la gente conoce algunas desventajas que poseen los plásticos, por ejemplo, su incapacidad de resistir frente a altas temperaturas. Basta con colocar un plástico común frente a una fuente de calor para comprobar dicha afirmación. Por suerte, se han inventado métodos para elevar y maximizar el rango de resistencia de los plásticos. Esta resistencia no sólo es térmica pues también es relativa a la capacidad de carga. El caso del “plástico reforzado” es prueba suficiente de que la tecnología referente a la optimización de este material se encuentra en creciente progreso.

En PLAREMESA® S DE RL DE CV, hacemos uso de este tipo de plástico y lo reforzamos con fibra de vidrio, en nuestros productos, ya que sólo queremos proporcionar lo mejor en un mercado tan competitivo como el mexicano e internacional. Tanto la fibra de vidrio como el plástico reforzado en conjunción, permiten la producción de objetos de uso industrial capaces de superar incluso a otros materiales como el acero, el aluminio o la madera. A causa de ello, son cada vez más demandados por las empresas y diversas industrias para la ejecución de sus actividades productivas y laborales.

PLAREMESA® S DE RL DE CV es una firma consolidada que trabaja y comercia productos elaborados con materiales plásticos de la más alta calidad. Esto se debe al gran conocimiento que poseemos sobre el tema, por ello somos una empresa reconocida en el panorama internacional. Los plásticos industriales son una de nuestras especialidades pues a partir de ellos podemos fabricar, comerciar y distribuir diversos objetos de uso industrial como los tanques, las rejillas, las tuberías y los perfiles estructurales. Todos estos son confeccionados con FRP (Fiberglass Reinforced Plastic), también conocido como fibra de vidrio con plásticos reforzados. Cada uno es manufacturado y certificado acorde a las normas establecidas por el comercio nacional e internacional, y con tecnología de punta. Gracias a nuestros empleados y a nuestros departamentos de diseño e ingeniería, nos hemos consolidado como una empresa líder en el medio.

Los productos con plástico reforzado que ponemos a su disposición son elaborados a través de un polímero termofijo que puede ser epóxico, viniléster o poliéster. Lo invitamos a que nos visite en nuestras instalaciones o que se ponga en contacto con nosotros por medio de nuestros teléfonos o nuestra página web. Le garantizamos que no se arrepentirá. Somos los mejores si de fibra de vidrio con plásticos industriales se trata.