Rejillas tipo Irving

Las rejillas han venido a incursionar y revolucionar las formas de construcción que actualmente se emplean, gracias a su practicidad y resistencia. En el mercado existen 2 tipos de ellas, las cuales, son hechas de plástico reforzado con fibra de vidrio:

  • Soleras.
  • Entrelazadas.

Estas rejillas forman patrones exactos, y hoy en día, se pueden encontrar en la construcción de diferentes estructuras. Los espacios pueden ser de diferentes tamaños según su aplicación. En la ciudad comúnmente se encuentran en pisos comerciales, industriales y de almacén. También son empleadas en coladeras, estanterías, drenajes, fachadas, entre muchos más. Cabe mencionar que este tipo de rejillas es diferente a las comúnmente conocidas de acero inoxidable.

Estas piezas surgieron por primera vez a principios del siglo veinte en Estados Unidos de América. Son mayormente conocidas por rejillas tipo Irving, nombre que fue otorgado por la empresa de la invención y por aquel que generalmente es reconocido en el mercado. Tales rejillas de plástico reforzado con fibra de vidrio, pueden variar su volumen e inclinación dependiendo la carga o el trabajo que tendrá que desarrollar. Podrían también ser comprendidas como varillas transversales cortadas a la medida adecuada.

Su implementación en la actualidad ocurrió gracias a que son una herramienta flexible para cualquier tipo de trabajo, es decir, se adaptan a cualquier superficie, asimismo, son moldeables y seguras. Aunque no lo parezca, estamos muy relacionados con ellas, pues se encuentran en diversas zonas cotidianas como los pasadizos superiores del metro, en las coladeras y los puentes peatonales, en las escaleras de emergencia y estructuras básicas de almacenaje.

Son sometidas a un minucioso proceso de calidad en el que se revisan y califican los materiales para posteriormente aprobar su uso. Son fabricadas por procesos eléctricos de forjado de resistencia, es decir, pasan por un proceso de fundición y fusión (soldadura), lo que garantiza un índice nulo de errores.

Uno de los principales distintivos que tiene frente a otras rejillas es principalmente su peso, puesto que se caracterizan por ser sumamente ligereas pero resistentes, lo que facilita su instalación. Además, a simple vista no se ven toscas ni feas, por lo cual se adecuan a cualquier diseño arquitectónico.

Existen dos tipos de rejillas, a saber, las soleras y las varillas entrelazadas. Son adecuadas para instalaciones peatonales, respiraderos, bandas transportadoras, protecciones, entre otros. Algunas se encuentran dentadas, es decir texturizadas para ser anti derrapantes, de igual manera, ofrecen gran protección en zonas donde se trabaja con agua o aceite y evita que los zapatos o ruedas se deslicen sin nuestro consentimiento. Generalmente las podemos encontrar en pisos, cocinas, plataformas marinas, entre otras. Por otro lado, las rejillas usadas en el tráfico pesado están diseñadas para aguantar carga estática o rodante de gran peso. Son más especializadas ya que su soporte es mayor.

Las rejillas tipo Irving pueden adecuarse según el volumen o espesor que se requiera, esto dependerá de la carga y uso al cual serán sometidas. Son la mejor opción para empresas que necesitan del tráfico de luz, agua, aire o fuego. Se garantiza su durabilidad por el tipo de instalación y material. Su diseño y proceso de fabricación son altamente confiables. Al incursionar en este tipo de rejillas debes tomar en cuenta que necesitan mantenimiento cada determinado tiempo, pero este es mínimo por lo que también mejorará los costes comunes de cualquier otro elemento.

Sin duda alguna, la industria ha ido crecido día con día, brindándonos opciones cada vez más factibles para nuestras construcciones, con la seguridad y calidad exigidas por cada cliente. Además de optimizar los recursos, también logra la optimización de tiempos, pues nuestras estructuras pueden estar listas para utilizarse en un tiempo corto, gracias a la facilidad y practicidad de su instalación.

Las rejillas Irving no están peleadas con el diseño, por lo que si te gustaría seguir lineamientos específicos arquitectónicos que agraden a la vista, las rejillas pueden jugar un papel vanguardista y estético. Vale la pena mencionar que se encuentran disponibles en varios colores, por lo que no será necesario pintarlas, únicamente necesitan de una limpieza temporal, la cual no es complicada gracias a los materiales de fabricación.

Si aún cuentas con rejillas de materiales convencionales ¡no dudes más y cámbiate a las de plástico reforzado con fibra de vidrio! La fuerza y resistencia son su principal característica. Otras grandes ventajas que poseen es que son muy resistentes ante agentes químicos, no se oxidan, no se desfiguran ni generan electricidad y puedes elegir entre una gran gama de modelos y colores que por supuesto se adapten mejor a tus necesidades y superficies.

En el mercado puedes encontrar una gran serie de empresas que ofrecen rejillas tipo Irving. Cuentan con grandes catálogos y diferentes precios, pero no olvides que la elección es algo que requiere de mucho cuidado y atención, ya que estas rejillas son elementos que generalmente se implementan para seguridad, por lo cual es importante que cumplan con ciertos estándares y certificados que las avalen.

Recuerda que el precio no determina la calidad por lo que te aseguramos puedes encontrarlas a precios accesibles o que se ajusten a tus presupuestos. Plaremesa es una empresa 100% mexicana, especializada en el diseño, fabricación, instalación y mantenimiento de rejillas. Sabemos lo importante que es contar con diferentes opciones para la construcción,  por ello nos posicionamos en el mercado con los mejores servicios y productos. Cada uno de ellos pasa por un proceso de selección y prueba para garantizarte la más alta calidad y durabilidad.

Te invitamos a que ingreses a nuestra página web o redes sociales donde podrás contactarnos y conocer más acerca de nosotros. Permítenos formar parte de tus construcciones, no te arrepentirás.

Recent Posts

Leave a Comment