Tipos de tanques de almacenamiento

Dentro de cualquier rama de la industria, uno de los elementos que toman mayor importancia es el de toda la materia prima, es decir, los recursos obtenidos del medio ambiente (que pueden estar en su presentación natural o procesados) que se necesitan para la producción de bienes de consumo.

Antes, durante y después de los procesos de fabricación de los diversos productos, es necesario mantener en un solo lugar las sustancias utilizadas para ello, las cuales se deben de conservar en las mejores condiciones posibles, lejos de contaminantes y aspectos ambientales que puedan comprometer los altos estándares de calidad. Para dicho fin, se crearon los tanques de almacenamiento.

Dichos tanques consisten en estructuras de diversos materiales, las cuales pueden ser de distintas formas geométricas, dependiendo de las necesidades de cada empresa y los espacios en los que se colocan, asimismo, los tamaños y tipos varían también, en gran medida por la cantidad y el tipo de sustancias que van a guardar en su interior.

Las sustancias que estos tanques mantienen en su interior suelen ser líquidas, y son más utilizados dentro de las industrias de petróleo, química y de gases. Ahora bien, una de las medidas de seguridad más importantes, es que los depósitos de almacenamiento deben de ser capaces de soportar distintas presiones atmosféricas, dependiendo de los líquidos que contengan en su interior, con el fin de cumplir con las normas de calidad establecidas a nivel internacional.

En Plaremesa somos una empresa dedicada al diseño, fabricación, instalación y venta de tanques para uso industrial, por lo que nos hemos comprometido a construir tanques con materiales de la más alta calidad, con una amplia resistencia, para soportar caídas o golpes sin abollarse o rasgarse, además de que tienen una amplia durabilidad, lo que los convierte en una excelente inversión para las empresas manufactureras.

En concordancia con nuestra responsabilidad social, nos hemos dado a la tarea de proporcionar información acerca de los productos que ofrecemos, así como de sus usos y ventajas, por lo que a continuación explicaremos algunos conceptos generales acerca de los tanques de almacenamiento de Plaremesa.

Existe una gran cantidad de modelos y tamaños de tanques, los cuales dependen principalmente del tipo de sustancia que contengan, por lo que su clasificación puede ser complicada, no obstante, a continuación hablaremos de algunos conceptos generales para lograr una mejor comprensión acerca de estos artefactos.

Por lo regular, una de las primeras cuestiones para tomar en cuenta a la hora de elegir un tanque de almacenamiento, es la de la presión que se necesita que soporte. En ese sentido, los llamados Depósitos, son los recipientes diseñados para tener una mayor capacidad de resistir presiones internas altas, pues llegan a niveles de presión manométrica mayores a los 98 kPa (kilogramos sobre centímetros cuadrados). Una de las ventajas de éstos es que son los indicados para contener sustancias de altas temperaturas.

Mientras tanto, a los que simplemente se les denomina Tanques, pueden soportar una presión manométrica menor a los 98 KPa. Ahora bien, los tanques atmosféricos no deben de contener líquidos en punto de ebullición, sino que más bien son utilizados para resguardar sustancias a temperatura ambiente, por lo que sólo soportan una presión de hasta 15 kPa. Por su parte, el tanque de baja presión se ubica en medio de los dos anteriores, ya que puede aguantar más de 15 kPa, pero menos de 98 kPa.

Otros tipos de tanques se clasifican por la manera en la que están construidos, como el tanque de techo flotante, mismo que consiste en un recipiente que tiene una doble pared de forma horizontal, o una cubierta de metal, sea cual sea, están colocadas sobre flotadores metálicos, se utilizan principalmente en la industria petrolera, pues gracias a su forma impiden la acumulación de gases durante los procesos de refinación.

El cubeto es un recipiente que no tiene tapa, y está destinado a contener productos que a su vez están almacenados, esto con la finalidad de evitar derrames o desperdicios en caso de que algún elemento de guardado sufra una rotura, debido a que no se manejó en su momento de manera correcta, o simplemente tienen defectos en su funcionamiento.

Por su parte, el depósito de doble pared, como bien lo dice su nombre, tiene dos paredes y un fondo doble, separados entre sí por otro material, esto produce espacios libres, característica muy útil para la detección oportuna de fugas de los líquidos contenidos, esto toma especial importancia cuando las sustancias son peligrosas, por lo que su uso permite la prevención de accidentes dentro de las áreas de trabajo de las fábricas.

Finalmente, el venteo es un sistema de seguridad, cuya finalidad es la de cuidar que no haya alteraciones en la presión interna de los tanques, las cuales pueden ser provocadas cuando la temperatura ambiente varía, en caso de un fenómeno natural (lluvias torrenciales, sismos, incendios) o en el momento en el que se traspasan las sustancias de un recipiente a otro.

Plaremesa es una empresa especializada en el diseño de tanques de almacenamiento muy seguros, resistentes y duraderos, gracias a que utilizamos como principal material de fabricación el plástico reforzado con fibra de vidrio (FPR por sus siglas en inglés: fiberglass plastic reinforced); el cual tiene una serie de beneficios, entre los que se encuentran la ligereza, facilidad de manipulación, una gran fortaleza, la baja condición de las altas temperaturas y su capacidad dieléctrica.

Para más información, contáctanos a través de nuestros números telefónicos o en el mail que está disponible en la sección de “Contacto”, con gusto te atenderemos para responder todas tus dudas, hacer cotizaciones y pedidos.

Recent Posts

Leave a Comment