USOS DE LOS TANQUES DE ALMACENAMIENTO

Las industrias requieren una serie de elementos para funcionar correctamente. Si no hay tierra, materia prima, suministro de energía, maquinaria, tanques de almacenamiento, etcétera, probablemente no haya éxito. Uno de los requisitos es el almacenamiento. Durante la producción o la construcción no todo se utiliza a la vez. Por lo tanto las cosas necesitan ser almacenadas. Para ello se utilizan almacenes. En los almacenes las personas de negocios guardan materiales, cosas no utilizadas, productos terminados y más. El almacenamiento es por lo tanto una parte importante.

En muchas industrias como las construcciones, la producción a menudo tienen un requisito para los tanques de almacén. Estas son las estructuras en las que se pueden almacenar líquidos. La mayoría de los tanques son de forma circular. Para las fábricas, edificios, escuelas y similares, los tanques de almacenamiento son necesarios. Se pueden utilizar diferentes materiales para los tanques. El plástico y el polietileno son populares. Mientras que el tanque de acero es más común. A diferencia de muchas otras propuestas en el mercado, nuestros tanques están fabricados con un polímero termogénico y reforzados con fibra de vidrio, para mejores resultados de almacén.

Dependiendo del tipo de líquido que se almacena, estos tanques se dividen en diferentes tipos. Algunos de los tipos son: tanques de combustible, tanques de agua, tanques de aceite, tanques de leche, tanques de productos químicos, tanques sépticos, etc. Dado que estos tanques se utilizan para almacenar grandes volúmenes de líquidos, construirlos es un poco difícil.

El tanque usa típicamente en los sitios de construcción. Puede servir dos propósitos allí. En primer lugar almacena el agua necesaria para la construcción. De lo contrario se almacena el agua que es utilizada por los residentes del edificio. Edificios residenciales, escuelas, oficinas pueden almacenar tu agua potable o aguas residuales o incluso agua de lluvia para fines de cosecha en tales tanques. Si estás buscando un nuevo tanque de almacenamiento, puedes encontrarte con varias interrogantes: ¿Cuáles son las diferencias entre los silos soldados y los tanques atornillados? ¿Por qué es tan importante el revestimiento de un tanque? ¿Cuál es el cronograma de construcción promedio? ¿Se debe considerar el mantenimiento en el costo? Revisar las consideraciones clave del diseño ayudará a determinar lo que necesitas (y no necesitas) en un tanque de almacenamiento y a asegurarte de que obtienes el mejor recipiente de almacenamiento para tu presupuesto. Por fortuna, nuestros tanques de almacenamiento siempre tienen precios atractivos. Es muy importante recordar que los materiales secos a granel tales como cenizas, cemento, cal, alimentos, productos químicos y minerales tienen sus propios requisitos específicos de almacenamiento. Esos requisitos afectarán el tamaño del tanque, materiales de construcción, diseño y revestimiento. Para determinar qué tipo de tanque necesitas, comienza primero con una consideración básica del material de construcción. ¿Cuál es el volumen y tipo de material a almacenar? El material de construcción para un tanque a menudo se determinará por el tipo y el volumen del material que se va a almacenar. El acero al carbono, el acero inoxidable y el aluminio son materiales de construcción comunes disponibles para los tanques soldados en campo, soldados en fábrica y atornillados. Los tanques de plástico, fibra de vidrio y soldados en fábrica funcionan bien para volúmenes pequeños. Los volúmenes excepcionalmente grandes pueden requerir tanques soldados de acero y de concreto. Los tanques atornillados de acero son versátiles, acomodando una amplia gama de materiales a granel secos y volúmenes. Por otro lado, el tamaño y la construcción deben ser tomados en cuenta también. ¿El tanque y su construcción estarán limitados por requisitos de espacio o altura? Un espacio limitado puede requerir que el tanque sea de menor diámetro y altura más alta. El espacio ilimitado o los espacios con restricciones de altura permitirán que el tanque sea de diámetro más ancho y de altura más corta. Ambos diseños, altos y delgados, así como cortos y anchos, pueden funcionar bien para almacenar una variedad de materiales cuando están bien diseñados. Hablando de diseño…¿Has considerado la prueba de flujo? Ya sean alimentos secos, plásticos, productos químicos, productos de madera o minerales, cada material tiene sus propios requisitos. Ten en cuenta la abrasividad de tu producto, la densidad aparente del producto y, lo que es más importante, su requerimiento de flujo. ¿Tu producto fluye libremente o no fluye libremente? Si no estás familiarizado con las características de flujo de tu producto, debes probarlo antes de comprar un tanque. Las pruebas de flujo determinarán el material adecuado de construcción, la pendiente de la tolva y el tamaño de salida necesarios para un flujo confiable. Ahora piensa en ¿cuál es la frecuencia de llenado y vaciado del silo? Para almacenamiento a largo plazo que puede requerir llenado y vaciado sólo unas pocas veces al año, los tanques corrugados pueden ser una buena opción. Los tanques atornillados, junto con soldado o concreto, pueden ser llenados y vaciados día tras día. Otra consideración será la necesidad de un fondo de cono-tolva contra un fondo plano. Como puedes ver, hay variedad de opciones respecto a los tanques de almacenamiento. Si quieres saber por qué te convienen nuestros tanques, no seas tímido y comunícate ahora mismo con nosotros. Además de poder asesorarte mejor de acuerdo a tus necesidades (material a almacenar, espacio, condiciones climáticas, capacidad, etcétera), podemos brindarte una cotización sin ningún compromiso. ¡Llama ahora!

Recent Posts

Leave a Comment