Conozca a uno de los mejores Plásticos industriales en la actualidad

Bienvenido al blog de Plaremes. Deseamos aprovechar esta entrada para hablar sobre uno de los plásticos industriales que empleamos en nuestros procesos de fabricación, y que sirve de complemento en nuestras mercancías de fibra de vidrio: nos referimos al polímero termofijo o termoestable, cuyas características son ideales para la fabricación de tanques, perfiles y rejillas, entre otros productos de la más alta calidad. Quizás después de leer este texto se convenza de las propiedades ventajosas que posee este material con el que nos hemos consolidado en el mercado nacional.

Lo que deben saber sobre los polímeros termofijos.

Pocos materiales han revolucionado la vida de los hombres, como los plásticos industriales. Para corroborar lo dicho basta con que observe a su alrededor: observará que una gran cantidad de productos en su hogar o negocio fueron confeccionados a través de estos. Su invención supone un antes y un después pues básicamente todas las esferas vivenciales y cotidianas de los hombres y mujeres cuentan con estos elementos. Su éxito sin duda estriba en su versatilidad, su flexibilidad y su inmensa gama de aplicaciones. Sin embargo, no todos los plásticos son reductibles entre sí, pues hay diversos tipos con propiedades singulares que los convierten a cada uno en únicos.

Pese a esta variedad, todos los plásticos son sustancias sintéticas de estructuras semejantes, las cuales, son obtenidas a través de fenómenos de multiplicación seminatural o de polimerización en cadenas largas de moléculas pertenecientes a compuestos derivados del petróleo y otros elementos naturales, además, no poseen un punto establecido de evaporación, y tienen propiedades de elasticidad que las vuelven maleables y muy adaptables.

De entre toda esta enorme gama, destacan los polímeros termoestables o termofijos. A muchos les resultará desconocido este material pues hace referencia a detalles específicos que están más allá de las explicaciones breves y generales sobre el mundo de los plásticos. Por ello, dejemos de lado estas explicaciones de los plásticos y atendamos con claridad y distinción a los polímeros termofijos.

Los plásticos termoestables son componentes rígidos que poseen estructuras moleculares bastantes complejas. Estas estructuras son de tipo red, y tienen lugar en los procedimientos relativos al moldeo. También pueden comprenderse como sustancias sintéticas que cuando son moldeadas y fijadas, ya no pueden reciclarse pues no pueden modificar su forma. Por ello, al disponer de este material se tiene que tener en claro que es lo que desea moldearse puesto que los efectos son irreversibles. Expliquemos en breves pasos este proceso, por el que una vez adquirida una forma, no pueden modificarse ni reutilizarse:

  • En un primer momento son calentados y adquieren consistencia ideal para ser moldeados (ablandada).
  • Las altas temperaturas generan una reacción química que hace que el material endurezca y se convierta en un sólido infusible.
  • Si es vuelto a calentar este polímero en lugar de ablandarse nuevamente se degrada y queda inservible para ser reciclado.

Los polímeros termofijos se caracterizan por sus extensas cadenas poliméricas con entrecruzamientos. De esta manera se forma una resina con una estructura invulnerable a las fundiciones. Cabe mencionar que polimerizan de forma irreversible si son sometidos a presión o calor pues se vuelven masas rígidas y duras después de este proceso. Estos se diferencian de los termoplásticos debido a que no pueden tolerar ciclos repetitivos de calentamiento y enfriamiento. Por tal motivo, son frágiles, no cuentan con ductilidad, son más rígidos, menos solubles en solventes convencionales, imposibles de refundir y capaces de operar a temperaturas elevadas.

Hablemos un poco sobre los distintos sistemas de formación que se encargan de dar forma definitiva a estos polímeros. Uno de ello es el sistema por activación por temperatura, el cual, se caracteriza por el calentamiento y la fundición en molde. Otro sistema es el de activación catalítica. En este es añadida una mínima cantidad de líquido catalizador para que el polímero adquiera una forma sólida. Por último, se encuentra el sistema de activación por mezcla, del cual puede ponerse como su mejor ejemplar a los epóxicos. A continuación hablemos un poco sobre los polímeros termofijos que en Plaremesa utilizamos para fabricar nuestras rejillas tanques y perfiles. Estos son tres:

  • Poliéster. Es un polímero que se origina con la polimerización de un tipo de hidrocarburo conocido como estireno, además de otros elementos químicos. Se distingue por su resistencia frente a los químicos y a la humedad. También puede entenderse como una categoría que cuenta con el grupo funcional estér dentro de su principal cadena y que deriva de pesadas fracciones de petróleo.
  • Viniléster. Se trata de una resina con una gran capacidad de resistir a la corrosión, inclusive a los ácidos. También aguanta temperaturas elevada y cuenta con excelentes propiedades de aislamiento eléctrico y térmico.
  • Epóxico. Se trata de un polímero termofijo que es fruto de una reacción entre bisfenol-A y epiclorohidrina. Esta síntesis fue dada a conocer por el Dr. Pierre Castan. Para su endurecimiento es mezclado con un catalizador. Posee muchas aplicaciones, por ejemplo, en la producción de pinturas, adhesivos, sistemas electrónicos, etcétera.

Con la información proporcionada hasta aquí, se entenderá con claridad cuáles son las características de los plásticos industriales que usamos en nuestros procedimientos productivos. Si usted desea obtener los mejores beneficios, adquiera uno de los tanques, rejillas o perfiles de fibra de vidrio reforzada con polímeros termofijos, que ponemos a su disposición. Somos por mucha la mejor opción si de productos de FRP se trata. Nos vemos en la próxima entrada de este su blog. ¡Gracias por su visita!

Recent Posts

Leave a Comment