Bienvenido a la página web de Plaremesa, empresa líder en la distribución de productos de fibra de vidrio con plástico reforzado. En esta ocasión hablaremos sobre un producto especial, el cual, es usado en los últimos años con mucha frecuencia para recubrir suelos y superficies debido a sus características singulares y ventajosas para las industrias y los hombres de ciudad: hablamos de las rejillas peatonales.

Muchos no tienen conocimiento de estas, pues la mayoría de los hombres están acostumbrados a transitar sobre suelos planos de tierra o concreto… ¡Si supieran los beneficios que se obtienen al utilizar las rejillas de fibra de vidrio como piso, seguro las implementarían en sus instalaciones! Por tal motivo, creemos que es pertinente informarle al público sobre este tipo de rejilla que es bastante familiar para los habitantes de la Ciudad de México. Sin más que agregar, demos inicio a este artículo que Plaremesa, pone a su disposición.

rejillas-peatonales-fibra-de-vidrio

Las personas de hoy en día son comprendidas según su contexto, según sus relaciones con el tiempo y el espacio. En el caso de los citadinos, estos son comprendidos por su relación con las zonas urbanas y aquellos objetos que las componen. Las ciudades son quizás una de las invenciones más relevantes en la historia de la humanidad, asimismo, lo son aquellos elementos que las constituyen, tanto los recursos humanos como los materiales.

Cuando una urbe cuenta con buenas infraestructuras, es seguro que mejorará su apariencia y la calidad de vida de sus pobladores. No en vano, las ciudades más prósperas cuentan con todas las piezas y tecnologías necesarias para propiciar el bienestar de sus habitantes. El caso de México no es excluido de estas consideraciones, puesto que tanto esta ciudad como las demás en el globo son posibles debido a los materiales de construcción que las componen.

De lunes a domingo, son millones las personas que transitan en las vialidades públicas de la capital mexicana para realizar sus actividades cotidianas. De estos millones de personas, sólo pocos tienen conocimiento de los elementos que constituyen a la urbe sobre la que transitan. Si usted, querido lector, reside en la Ciudad de México, es seguro que conozca a las rejillas peatonales, puesto que estas son usadas en los suelos de las delegaciones bajo las que se desplazan los vagones del sistema de transporte colectivo metro.

Estas están colocadas por encima de los subterráneos que recorre el metro, para ventilarlos y permitir que otros elementos como la luz, el agua y el viento, se abran paso, por debajo de los suelos. Se trata sin duda, del uso más conocido que se hace de estas rejillas para peatones aunque cuentan con una enorme gama de aplicaciones, por ejemplo, son perfectas para la construcción de filtros, puentes peatonales, andamios, frigoríficos, protectores, vallas, fachadas, etcétera. Pese a ser un producto multiusos, son usadas comúnmente en la construcción de zonas peatonales.

Desde hace años, la ingeniería civil pone de relieve el uso de productos confeccionados con fibra de vidrio y plástico reforzado. Con ello, han sido desplazados muchos materiales de construcción convencionales para el recubrimiento de suelos, como el asfalto o el concreto, incluso, el uso de metal para la fabricación de rejillas comienza a ser sustituido por la lana de vidrio (fiberglass). Esta situación ha sido causada por muchos factores, entre ellos destacan la dureza, la resistencia a la corrosión, la amplia capacidad de carga y el precio accesible de las rejillas FRP (Fiberglass Reinforced Plastic).

Para hacer un uso óptimo de estas rejillas peatonales, es necesario contar con una estrategia antes de efectuar cualquier labor de construcción. Por ejemplo, en algunos casos es mejor utilizar estructuras como las rejillas para propiciar la ventilación en espacios cerrados o para permitir que se filtren líquidos, entre otras sustancias, mientras que en otros, es mejor recubrir el suelo por completo para inhibir dicha filtración. Todo depende del tipo de instalación que se desea, y de las necesidades y exigencias del agente que desea construir una zona de tránsito.

Una rejilla peatonal posee características singulares con las que supera a los materiales convencionales para la construcción de suelos. A continuación enlistaremos algunas de ellas para que usted, conozca con mayor detalle a este fascinante producto:

  • Con las rejillas se ahorra mucho dinero gracias a sus precios bajos y accesibles, en comparación con los elevados precios de las rejillas de acero y aluminio. Su bajo costo no implica menor calidad, sino que al contrario, poseen propiedades que superan a esos materiales convencionales.
  • Debido a su diseño son excelentes para crear suelos donde pueda transitar el sonido, el calor, la luz, el agua, entre otros elementos.
  • Gracias a que no generan chispas ni corrientes eléctricas, muchos laboratorios e industrias las usan para optimizar su seguridad.
  • Son anticorrosivas y capaces de soportar impactos muy fuertes. Por ello no tiene nada que envidiarle a materiales como el asfalto o el acero en la construcción de áreas peatonales.
  • Son muy fáciles de instalar y poseen una conducción baja del calor. Además, son mucho más ligeras que el metal o el concreto.

Si usted desea construir una zona de tránsito, pruebe y experimente con las rejillas peatonales. Le garantizamos que una vez instaladas, sentirá plena satisfacción no sólo por su funcionalidad y las ventajas que proporcionan, sino también por su diseño atractivo y estético que hará lucir de maravilla al sitio donde sean colocadas. En Plaremesa le respaldamos con todas las rejillas de fibra de vidrio con plástico reforzado que requiera para concretar su proyecto. Visítenos, somos los mejores si de rejillas para uso peatonal se trata.