Lo que deben saber sobre los Tanques de plástico Plaremesa

Bienvenido a nuestro blog, es un gusto contar con su presencia. Esta vez nos dedicaremos a hablar sobre los tanques de plástico y fibra de vidrio que producimos y comerciamos, para que el público se informe de esta alternativa que, debido a sus singularidades y capacidades, ha supero a muchos materiales usados convencionalmente en la fabricación de tanques de almacenamiento.

Sobre nuestros tanques de alta calidad.

Los tanques o recipientes de almacenamiento son utilizados desde tiempos muy remotos. No se sabe con certeza en qué momento el hombre descubrió como construir contenedores para preservar o guardar diversas sustancias, más tenemos testimonios de que eran usados por civilizaciones y pueblos como los judíos, los árabes, los romanos y los egipcios.

Es muy probable que el primer elemento almacenado en tales contenedores haya sido el agua. Esto lo decimos por muy obvias razones, ya que preservar este líquido es muy útil para sobrevivir y afrontar las temporadas de invasión y escases. Posteriormente se descubrió que no sólo podían contenerse líquidos sino también gases. Esto, aunque parezca un gesto pequeño, ha ayudado a que nuestra especie evolucione y se perfeccionen las tecnologías  y los productos confeccionados a partir de ellas.

Para dar cuenta de la importancia que poseen los recipientes de almacenamiento, basta con observar hacía los distintos recintos, fábricas y edificios que constituyen a las ciudades. En estos pueden encontrarse incluso a simple vista tanques instalados en los techos, ya sea para suministrar agua, o, para contener sustancias químicas o bebidas comestibles. Las industrias se han visto especialmente beneficiadas, ya que muchas de sus operaciones serían imposibles o muy difíciles sin un tanque.  El ejemplo de las refinerías es el más atinado, ya que sus procedimientos requieren de contenedores gigantes de líquidos y gases derivados del petróleo.

Los tanques son fabricados regularmente con diversos materiales. Por ello puede encontrarse en el mercado una gran cantidad de ellos con diversos componentes y formas. Algunos materiales son mejores que otros en la confección de dichos recipientes, debido a sus propiedades y a su reacción con las sustancias que contienen. Sin embargo, pueden destacarse los más conocidos: plástico, acero inoxidable, acero galvanizado, hormigón y fibra de vidrio.

De todos ellos, los tanques de acero inoxidable y los de fibra de vidrio con plástico reforzado han demostrado ser superiores frente a sus adversarios. Más, nosotros consideramos que estos últimos son los mejores ya que brindan las mismas ventajas que los primeros, y mucho más. No en vano, en Plaremesa nos hemos posicionado como una firma líder dedicándonos a fabricarlos con FRP (fiberglass reinforcer plastic) durante décadas.

Los tanques de plástico que fabrica Plaremesa no son confeccionados con cualquier tipo de plástico. Para su producción se requiere de polímeros termofijos además de láminas de vidrio. A continuación daremos algunas características de ambos materiales para que usted, querido lector, comprenda por qué en conjunción estos componentes son excelentes para la fabricación no sólo de tanques de almacenamiento, sino también de rejillas y perfiles estructurales:

Polímero termofijo o termoestable. Con este nombre se designa a los polímeros insolubles e infusibles. Este comportamiento se debe a que las cadenas del polímero conforman una red espacial en tercera dimensión, entrelazándose por medio de enlaces equivalentes muy fuertes. De esta manera se genera una mezcla de cadenas entrelazadas operando así como una macromolécula, la cual, al ser calentada compacta sus cadenas haciendo al polímero resistente hasta el grado en que sufre una degradación. Es a causa de ello que son conocidos por no ser reciclables después de haber sido fijados por diversos sistemas de activación.

Los plásticos derivados del polímero termoestable poseen propiedades muy ventajosas con respecto a los fabricados con polímeros termoplásticos, ya que los primeros poseen mayor resistencia frente a impactos, soportan la permeación de gases y el contacto con solventes, asimismo, son capaces de resistir temperaturas muy altas. Su fabricación es un tanto difícil, pero esto es lo de menos ya que las cosas especiales requieren de tiempo. En la fabricación de tanques de plástico, Plaremesa utiliza 3 tipos de polímeros termofijos, a saber, viniléster, poliéster y epóxicos.

El primero es una resina con una gran resistencia a la corrosión, la presencia de ácidos, los embates del clima y  a las altas temperaturas. El segundo deriva de fracciones petróleo pesadas y contiene al grupo funcional éster en la principal de sus cadenas. Por último, el epóxico está conformado por resina epoxi, la cual se obtiene por una reacción entre bisfenol-A y epiclorohidrina.

Fibra de vidrio. Esta consiste en filamentos numerosos y muy finos de vidrio y fue inventada por Russel Games en el año de 1938 como un aislante en las edificaciones. Generalmente se refuerza con plástico termofijo para obtener un producto sumamente resistente y durable. Las hebras de la lana de vidrio son conformadas con sílice. Debido a sus características y propiedades, se ha convertido en el material favorito para muchas industrias.

Tanto uno como el otro, son materiales confiables, no contaminantes ni generadores de microorganismos, además poseen la resistencia del acero, aun siendo más ligeros que este metal. Por ello, si desea comprar un tanque piense en los beneficios que obtendrá al adquirir tanques de plástico con fibra de vidrio como los que ponemos a su disposición. Ojalá esta entrada haya sido de su agrado, lo invitamos a que nos visite en nuestras instalaciones o nos contacte por internet para brindarle los mejores productos y servicios. Gracias por habernos visitado, ¡Hasta la próxima!

Recent Posts

Leave a Comment