Rejillas Peatonales PLAREMESA®

Transitar en la ciudad es algo que se ha vuelto tan habitual entre las personas de México y el mundo, pero, no todos conocen los materiales con que las urbes han sido creadas. Si la gente supiera que las calles cuentan con variada infraestructura y materias de construcción, seguramente entendería la gran labor que es poner en marcha un proyecto urbano, hacerlo crecer y consolidarlo. Desde hace tiempo, la ciudad misma se ha redefinido gracias a las alternativas que hay para su constitución. Por ejemplo, no es necesario el asfalto o el cemento para la construcción de zonas peatonales, ya que contamos con el respaldo de otras piezas para la construcción de pisos para el tránsito.

El hombre es un animal constructor por excelencia, por tal motivo, se ha visto involucrado en la búsqueda de materiales cada vez mejores que satisfagan sus necesidades y exigencias. Gracias a ello, en la actualidad, son cientos los materiales de construcción y diseño que se encuentran disponibles en el mercado. Esto supone una gran ventaja, ya que al haber muchos objetos cuyo fin es la construcción de espacios interiores y exteriores, se diversifican las mismas posibilidades. Sin embargo, resulta necesario mencionar que sólo algunos destacan por sus altos niveles de calidad y su elevado rango de eficiencia. Tal es el caso de las rejillas peatonales, cuya implementación en los espacios públicos ha rediseñado las formas de habitar en diversas urbes, por ejemplo, en la Ciudad de México.

Seguramente muchos capitalinos ya están familiarizados con este tipo de piezas puesto que son colocadas en diversas áreas de la ciudad como una alternativa al concreto y el asfalto. De igual manera, poseen características ventajosas que los otros no, debido a su diseño y forma, y a los materiales con que son confeccionadas por la industria. Nuestra cotidianeidad está poblada por estas rejillas, las cuales pueden encontrarse en cualquier espacio, no sólo el público, por ejemplo, en las fábricas e incluso en las áreas domésticas.

Las áreas peatonales de las grandes urbes necesitan de materias de alta resistencia debido a que miles de personas transitan diariamente en ellas. Por suerte, se encuentran disponibles piezas como las rejillas capaces de satisfacer los criterios que exigen las zonas de tránsito peatonal. Estas son de mucha utilidad en aquellas ciudades que cuenten con espacios subterráneos, por ejemplo, el sistema colectivo metro.

Posiblemente, muchos de los que leen este contenido conocen a estas rejillas peatonales por el metro, ya que estas son instaladas en las superficies de las calles, por encima de las vías de dicho transporte público. Esto tiene la intención de ventilar y equilibrar el ambiente en el interior de las líneas subterráneas. Quizás también las hayan visto colocadas en fachadas de edificios y casas, debido a que su diseño permite el tránsito de diversos elementos como el agua, el viento, etcétera. Esto no es todo, pues también son utilizadas para la fabricación de diversas obras como andamios, estanterías, escaleras, frigoríficos, protecciones para ventanas, vallas, respiraderos, protectores, parasoles, escotillas, puentes peatonales, etcétera.

Sin duda, tiene muchas aplicaciones, aunque el mayor uso que se les da a estas rejillas es para la construcción de pisos y zonas peatonales. Como quedó dicho anteriormente, existen diversas opciones para la construcción de suelos, pero ¿por qué escoger a las rejillas para piso y no a otras alternativas? Porque es la mejor opción para reducir los costos sin que ello atente contra la calidad de la obra resultante. Además, posee características singulares, las cuales, son una gran ventaja en comparación con los demás materiales para la constitución de pisos y suelos.

Por ejemplo, las rejillas peatonales son perfectas para espacios abiertos donde pueda transitar el agua, el calor, el sonido, la luz y el aire a nivel del suelo. Muchas industrias las colocan en sus instalaciones gracias a que son resistentes a la corrosión, además, no producen chispas, por ello son de gran ayuda en fábricas donde se necesitan suelos que no produzcan campos magnéticos.

Suelen usarse como una especie de coladera en las vías públicas o en recintos privados, ya que ayudan a que los líquidos y gases no se acumulen en las habitaciones y suelos. Otra gran ventaja que poseen es su alta capacidad de soportar grandes cantidades de peso compitiendo incluso con materiales de alta resistencia como el acero. No en vano forman parte de la infraestructura de las grandes ciudades del país y del mundo.

El uso más común que se le da a estas rejillas es para suelos en establecimientos mercantiles, almacenes y pisos industriales. Basta con dar algunos ejemplos para que el lector compruebe el uso extendido de las  rejillas:

  • Naves Industriales.
  • Centros comerciales.
  • Plataformas petroleras.
  • Plantas para tratatamiento de agua residual (PTAR).
  • Laboratorios químicos.
  • Puentes y vías peatonales.
  • Centrales eléctricas.
  • Industrias ganaderas.
  • Depósitos.

Si usted desea adquirir rejillas peatonales, le recomendamos acudir a una empresa proveedora que sea líder en el mercado, como Plaremesa.

En PLAREMESA S DE RL DE CV nos dedicamos a fabricar rejillas con fibra de vidrio y plástico reforzado, ya que han demostrado ser mejores que las confeccionadas con acero o aluminio debido a su gran resistencia y a su liviano peso. Además no se oxidan, tienen una superficie anti-derrape y vienen en diversos colores y presentaciones. Cabe mencionar que no requieren constante mantenimiento, por ello se ahorrará mucho dinero. Lo invitamos a que nos visite en nuestra tienda o nos contacte a través de nuestra página web, le garantizamos que sólo obtendrá los mejores productos y servicios con nosotros.

Recent Posts

Leave a Comment